Dignidad Cubana

"Milagro de Dios"


 
 
E n momentos terribles y de tensión
L e tome sus manitas entre las mias,
I  mplorando y besando la frente de Eliancito decía
A ngustiada, temblorosa y llena de pavor
N o lo abandones Dios mio, tenle compasión.

E ran minutos de gran tragedia y decisión
L a mar se tornaba violenta y tenebrosa;
 
N unca imaginé escena tan espantosa.
I  mploraba desesperada Dios mio:  MI HIJO, MI HIJO;
Ñ oñito , Eliancito lloraba;  mami...mami... ¿Que pasa?
O h. Dios...Dios...este bote se esta hundiendo.

M ientras lo abrazaba, abrigaba y protegia
I  ntentaba colocarlo dentro del neumático.
L e decía: reza hijo, reza mucho a Dios
A l niñito Jesús, para que te salve y seas libre.
G ritaba atormentada viendo que se alejaba,
R eza Eliancito, reza alcanza la libertad.
O h. Dios mio sálvalo, ayúdalo a llegar
S olo puedo rezar, sálvalo TU de la mar...
O ye mi ruego Señor, Dios...Dios...Ya no puedo mas.

En memoria de la tragedia del fallecimiento de Elizabeth Brotons, madre del niño Elian, la que se ahogó cerca de las costas de la Florida, al hundirse en el mar el bote en que venian buscando libertad, y que con su heroismo , su fe en Dios y pagando con su vida, hizo posible  que su hijo Elian fuera rescatado sano y salvo, y alcanzara la libertad.

   M A N U E L      B L A N C O
Febrero     2000


 

Regresar a directorio de Poemas